picnic zaguán vegetado con diversos tipos de arces
Picnic es una pequeña taberna situada en pleno casco antiguo de Pamplona. Las proporciones de local y su pequeña dimensión no eran las más adecuadas para la implantación de este uso, no obstante su espléndida ubicación en la plaza de San Nicolás y la circunstancia de poseer un gran patio al fondo del local fueron estímulos suficientes para que la propiedad se decidiese a implantar el negocio. El planteamiento hostelero se basa en la oferta de pocos productos, muy sencillos, del tipo ensaladas, tortillas, pollos asados, chuletones… todo ello de gran calidad y servido con mucha informalidad. Esta manera de plantear la hostelería nos sugirió una solución de bar inspirada en los tradicionales merenderos populares, y así de una manera muy intuitiva, basada en recuerdos personales de estos lugares se plantean diversos conceptos y lenguajes coincidentes con estos recuerdos e intuiciones buscando así mismo el introducir cierta contemporaneidad a la propuesta. La propuesta de naming “Picnic”, para el local propuesto por la diseñadora Arraitz Koch condensa perfectamente todas estas intuiciones y se convierte en el “leit motiv” de la propuesta. El espacio previo de acceso, un zaguán vegetado con diversos tipos de arces, nos transmite la sensación de acceder a un patio privado o un jardín. En el interior se construyen compartimentaciones perimetrales realizados con tablones de madera para configurar la cocina, el almacén y los baños. Los tablones de roble, alusivos a la cabaña, caracterizan el espacio interior. La cocina al fondo del local se plantea vista durante el servicio por ello dispone de una ventana - portón practicable como guiño a los establecimientos de venta ambulante de antaño. Los bancos, las mesas y la barra están hechos con troncos macizos de roble de gran espesor que insinúan los maderos de un jardín o un bosque. Se respetan y fomentan las texturas de los muros existentes de ladrillo y se utilizan viejas cajas de fruta para utilizarlas como estanterías. La iluminación se resuelve mediante la “catenaria de luz”, diseñada por Peter Zumpthor y es una revisión refinada y en led de las sencillas lámparas feriales. Dos puertas seccionales acristaladas permiten disfrutar de la vista del patio o incorporarlo al espacio en cualquier momento, el cual ha sido acondicionado con jardinería y un suelo de madera respetando las originales texturas de paramentos de los muros medianeros . Los elementos de la gráfica consistentes en dibujos o letras sobre las paredes del local están basados también en estos recuerdos.
Enrique, Kahle, Arquitectura, Bar, Picnic, Diseño, Interior, Hostelería, Pamplona
74
single,single-portfolio_page,postid-74,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,vertical_menu_enabled,paspartu_enabled,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

PICNIC

Picnic es una pequeña taberna situada en pleno casco antiguo de Pamplona. Las proporciones de local y su pequeña dimensión no eran las más adecuadas para la implantación de este uso, no obstante su espléndida ubicación en la plaza de San Nicolás y la circunstancia de poseer un gran patio al fondo del local fueron estímulos suficientes para que la propiedad se decidiese a implantar el negocio.

El planteamiento hostelero se basa en la oferta de pocos productos, muy sencillos, del tipo ensaladas, tortillas, pollos asados, chuletones… todo ello de gran calidad y servido con mucha informalidad. Esta manera de plantear la hostelería nos sugirió una solución de bar inspirada en los tradicionales merenderos populares, y así de una manera muy intuitiva, basada en recuerdos personales de estos lugares se plantean diversos conceptos y lenguajes coincidentes con estos recuerdos e intuiciones buscando así mismo el introducir cierta contemporaneidad a la propuesta. La propuesta de naming “Picnic”, para el local propuesto por la diseñadora Arraitz Koch condensa perfectamente todas estas intuiciones y se convierte en el “leit motiv” de la propuesta.

El espacio previo de acceso, un zaguán vegetado con diversos tipos de arces, nos transmite la sensación de acceder a un patio privado o un jardín. En el interior se construyen compartimentaciones perimetrales realizados con tablones de madera para configurar la cocina, el almacén y los baños. Los tablones de roble, alusivos a la cabaña, caracterizan el espacio interior. La cocina al fondo del local se plantea vista durante el servicio por ello dispone de una ventana – portón practicable como guiño a los establecimientos de venta ambulante de antaño. Los bancos, las mesas y la barra están hechos con troncos macizos de roble de gran espesor que insinúan los maderos de un jardín o un bosque.

Se respetan y fomentan las texturas de los muros existentes de ladrillo y se utilizan viejas cajas de fruta para utilizarlas como estanterías. La iluminación se resuelve mediante la “catenaria de luz”, diseñada por Peter Zumpthor y es una revisión refinada y en led de las sencillas lámparas feriales. Dos puertas seccionales acristaladas permiten disfrutar de la vista del patio o incorporarlo al espacio en cualquier momento, el cual ha sido acondicionado con jardinería y un suelo de madera respetando las originales texturas de paramentos de los muros medianeros .

Los elementos de la gráfica consistentes en dibujos o letras sobre las paredes del local están basados también en estos recuerdos.

Año 2015

Cliente Covinosa S.L.

Categoría Hostelería

Publicado en “ON Diseño”

Premio Finalista mejor bar Europeo “Restaurant & Bar Design Awards 2016”

Client

Covinosa S.L.