Edificio 18 viviendas de realojo. Edificio compacto alineado con la calle
Evitando caer en los tópicos habituales y, por el contrario plantear un edificio de vivienda colectiva contemporáneo desde cualquier punto de vista: tipológico, constructivo, espacial, al margen de convencionalismos estéticos y/o constructivos; teniendo presente en todas las fases de su concepción y ejecución criterios de eficiencia energética. La solución que se presenta como propuesta nace del estricto cumplimiento del programa requerido en el condicionado en todos sus aspectos, haciendo énfasis en la calidad de las viviendas resultantes y su buen comportamiento energético. Así mismo pretende paliar mediante su diseño constructivo, la complejidad que añade la construcción en entornos históricos, empleando técnicas y materiales contemporáneos basados en la construcción seca semiprefabricada. En esa línea se presenta como propuesta de concurso un sistema abierto más que una solución concreta. El sistema se basa en una estricta modulación en los tres ejes del espacio, lo que permite infinidad de combinaciones de tamaños de viviendas dentro del volumen capaz y abre la puerta a futuras modificaciones. Así mismo permite un sistema constructivo contemporáneo basado en la semiprefabricación, que redunda en una reducción de los tiempos de obra y por lo tanto de las molestias originadas a vecinos y peatones en general, y una minimización de las afecciones a las edificaciones implicadas. Este tipo de sistemas constructivos producen una importante mejora con respecto a la construcción tradicional en cuanto al balance energético global del edificio y su vida útil ya que habitualmente se emplean materiales ligeros y reciclables y técnicas de montaje en seco que permiten la recuperación de los materiales mediante el proceso de deconstrucción del edificio al final de su vida útil. Como inicio del proceso de análisis del problema planteado, se realizó un estudio exhaustivo de las condiciones urbanísticas del solar para fijar ocupación, número máximo de plantas y las condiciones del contexto (altura y características de las edificaciones, calidad de los patios, preexistencias que pudieran tener aportaciones positivas, etc). Así como las orientaciones a los puntos cardinales como primer paso hacia una estrategia energética. La parcela resultante tras los derribos se asemeja a un rectángulo de lados 19,6 x 24,0 m. orientado con su lado corto hacia la calle que coincide con el Norte. Envuelve una superficie de 486,0 m2. que pueden ser ocupados totalmente por una edificación de cuatro alturas sobre la planta baja y entrecubierta. Tras rechazar otras tipologías arquitectónicas posibles se optó por el bloque compacto alineado con la calle de manera que libere el mayor espacio posible hacia al Sur. Con esta decisión se contribuye a oxigenar el patio existente de manera que las edificaciones que lo definen obtienen un beneficio recíproco. Se trata de un patio de calidad aceptable gracias fundamentalmente a que las fachadas están rehabilitadas y a la presencia de un gran árbol. El volumen se concibe como un contenedor suficientemente versátil para albergar en su interior un programa heterogéneo en dimensiones de viviendas.
Enrique, Kahle, Arquitectura, Edificio, Viviendas, Realojo, Diseño, Interior, Vivienda, Pamplona
76
single,single-portfolio_page,postid-76,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,vertical_menu_enabled,paspartu_enabled,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Edificio 18 Viviendas de realojo

Evitando caer en los tópicos habituales y, por el contrario plantear un edificio de vivienda colectiva contemporáneo desde cualquier punto de vista: tipológico, constructivo, espacial, al margen de convencionalismos estéticos y/o constructivos; teniendo presente en todas las fases de su concepción y ejecución criterios de eficiencia energética.

La solución que se presenta como propuesta nace del estricto cumplimiento del programa requerido en el condicionado en todos sus aspectos, haciendo énfasis en la calidad de las viviendas resultantes y su buen comportamiento energético. Así mismo pretende paliar mediante su diseño constructivo, la complejidad que añade la construcción en entornos históricos, empleando técnicas y materiales contemporáneos basados en la construcción seca semiprefabricada.

En esa línea se presenta como propuesta de concurso un sistema abierto más que una solución concreta. El sistema se basa en una estricta modulación en los tres ejes del espacio, lo que permite infinidad de combinaciones de tamaños de viviendas dentro del volumen capaz y abre la puerta a futuras modificaciones. Así mismo permite un sistema constructivo contemporáneo basado en la semiprefabricación, que redunda en una reducción de los tiempos de obra y por lo tanto de las molestias originadas a vecinos y peatones en general, y una minimización de las afecciones a las edificaciones implicadas.

Este tipo de sistemas constructivos producen una importante mejora con respecto a la construcción tradicional en cuanto al balance energético global del edificio y su vida útil ya que habitualmente se emplean materiales ligeros y reciclables y técnicas de montaje en seco que permiten la recuperación de los materiales mediante el proceso de deconstrucción del edificio al final de su vida útil.

Como inicio del proceso de análisis del problema planteado, se realizó un estudio exhaustivo de las condiciones urbanísticas del solar para fijar ocupación, número máximo de plantas y las condiciones del contexto (altura y características de las edificaciones, calidad de los patios, preexistencias que pudieran tener aportaciones positivas, etc). Así como las orientaciones a los puntos cardinales como primer paso hacia una estrategia energética.

La parcela resultante tras los derribos se asemeja a un rectángulo de lados 19,6 x 24,0 m. orientado con su lado corto hacia la calle que coincide con el Norte. Envuelve una superficie de 486,0 m2. que pueden ser ocupados totalmente por una edificación de cuatro alturas sobre la planta baja y entrecubierta. Tras rechazar otras tipologías arquitectónicas posibles se optó por el bloque compacto alineado con la calle de manera que libere el mayor espacio posible hacia al Sur.

Con esta decisión se contribuye a oxigenar el patio existente de manera que las edificaciones que lo definen obtienen un beneficio recíproco. Se trata de un patio de calidad aceptable gracias fundamentalmente a que las fachadas están rehabilitadas y a la presencia de un gran árbol. El volumen se concibe como un contenedor suficientemente versátil para albergar en su interior un programa heterogéneo en dimensiones de viviendas.

 

Año 2016

Cliente Pamplona Centro Histórico

Categoría Equipamiento

 

Cliente

Ayuntamiento de Pamplona