Casa TOT. El diseño parte del planteamiento conceptual del cerramiento como interface interior-exterior
Se realiza con este proyecto una vivienda unifamiliar, cuya tipología es bastante habitual en las periferias de los entornos urbanos de nuestras ciudades. Se ha tratado de hacer el esfuerzo de no caer en los tópicos y así reflexionar sobre las distintas posibilidades funcionales, tipológicas y constructivas acordes con la contemporaneidad. - Cuestiones tipológicas: Se ha optado por la construcción de una pieza en planta baja en forma de “L” que, abierta hacia el sureste, alberga la vivienda y delimita, junto con el vial perimetral, el espacio libre exterior. El volumen se completa con un elemento de menor dimensión que, en planta primera, alberga ámbitos más privados. La pieza construida, cerrada en todo su perímetro, alberga vacíos que, a modo de patios, esponjan el interior. Cada uno de los vacíos que constituyen los patios, fluyen tras la envolvente exterior, comprimiéndose en el porche, para abrirse definitivamente en el gran espacio del jardín. Esta solución permite beneficiarse de todas las ventajas de una vivienda con patio a pesar de contar con unas dimensiones más reducidas. Las condiciones del entorno en que se ubica esta vivienda, apuntan a la posibilidad de mirar hacia el interior, creando espacios más intimistas que viven volcados al patio. No se descarta, en cualquier caso, la posibilidad de proyectarse al exterior, abriendo los huecos que ofrezcan las vistas más interesantes en la envolvente. Esta versatilidad ofrece distintas y variadas formas de utilización y disfrute de la vivienda en función del soleamiento, del momento del día, de la estación del año y de cualquier fenómeno y circunstancia que afecte al edificio. - Cuestiones constructivas: El objetivo era conseguir un cerramiento capaz de interaccionar con el exterior, pero eludiendo la dicotomía que tradicionalmente se establece entre el hueco y el macizo. La tradición constructiva mediterránea plantea el hueco como una discontinuidad del muro. Nosotros pretendemos suprimir las fronteras entre lo uno y lo otro, elaborar un cerramiento homogéneo y sensible a las condiciones cambiantes, de manera que pueda ser modificado para obtener el rendimiento más óptimo para cada situación. Por ello elegimos los términos “cerramiento” (por lo que tiene de genérico) y “dinámico” (por su cualidad adaptable). El diseño parte del planteamiento conceptual del cerramiento como interface interior-exterior, la membrana que filtra los intercambios térmicos, lumínicos y de información (vistas, sonido…). Se ha recurrido al mecanismo arquitectónico que se considera más versátil: la ventana tradicional mediterránea. En ese caso se recurre a una amplia gama de filtros destinados a matizar la relación con el exterior: persiana o contraventana / carpintería con vidrio / ventanillo / cortina o visillo combinables para regular las condiciones de iluminación, control térmico y seguridad. Se ha realizado un gran esfuerzo para conseguir una perfecta modulación de la estructura y del cerramiento, configurado principalmente por elementos constructivos prefabricados (estructura metálica, paneles cerámicos, vidrio u-glass, tabiquería de cartón-yeso...) El aspecto exterior que presenta la vivienda es consecuencia de la rigurosa modulación de los elementos industrializados que la configuran. Opacos, translúcidos, o literalmente abiertos a las vistas, se generan así grandes módulos que crean una envolvente mosaico de materiales, colores y texturas.
Enrique, Kahle, Arquitectura, Vivienda, Diseño, Interior, Cintruénigo, Navarra
23090
single,single-portfolio_page,postid-23090,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,vertical_menu_enabled,paspartu_enabled,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Casa TOT

Se realiza con este proyecto una vivienda unifamiliar, cuya tipología es bastante habitual en las periferias de los entornos urbanos de nuestras ciudades. Se ha tratado de hacer el esfuerzo de no caer en los tópicos y así reflexionar sobre las distintas posibilidades funcionales, tipológicas y constructivas acordes con la contemporaneidad.

– Cuestiones tipológicas:

Se ha optado por la construcción de una pieza en planta baja en forma de “L” que,  abierta hacia el sureste, alberga la vivienda y delimita, junto con el vial perimetral, el espacio libre exterior. El volumen se completa con un elemento de menor dimensión que, en planta primera, alberga ámbitos más privados. La pieza construida, cerrada en todo su perímetro, alberga vacíos que, a modo de patios, esponjan el interior. Cada uno de los vacíos que constituyen los patios, fluyen tras la envolvente exterior, comprimiéndose en el porche, para abrirse definitivamente en el gran espacio del jardín.

Esta solución permite beneficiarse de todas las ventajas de una vivienda con patio a pesar de contar con unas dimensiones más reducidas. Las condiciones del entorno en que se ubica esta vivienda, apuntan a la posibilidad de mirar hacia el interior, creando espacios más intimistas que viven volcados al patio.

No se descarta, en cualquier caso, la posibilidad de proyectarse al exterior, abriendo los huecos que ofrezcan las vistas más interesantes en la envolvente.

Esta versatilidad ofrece distintas y variadas formas de utilización y disfrute de la vivienda en función del soleamiento, del momento del día, de la estación del año y de cualquier fenómeno y circunstancia que afecte al edificio.

– Cuestiones constructivas:

El objetivo era conseguir un cerramiento capaz de interaccionar con el exterior, pero eludiendo la dicotomía que tradicionalmente se establece entre el hueco y el macizo. La tradición constructiva mediterránea plantea el hueco como una discontinuidad del muro. Nosotros pretendemos suprimir las fronteras entre lo uno y lo otro, elaborar un cerramiento homogéneo y sensible a las condiciones cambiantes, de manera que pueda ser modificado para obtener el rendimiento más óptimo para cada situación. Por ello elegimos los términos “cerramiento” (por lo que tiene de genérico) y “dinámico” (por su cualidad adaptable).

El diseño parte del planteamiento conceptual del cerramiento como interface interior-exterior, la membrana que filtra los intercambios térmicos, lumínicos y de información (vistas, sonido…). Se ha recurrido al mecanismo arquitectónico que se considera más versátil: la ventana tradicional mediterránea. En ese caso se recurre a una amplia gama de filtros destinados a matizar la relación con el exterior:

persiana o contraventana / carpintería con vidrio / ventanillo / cortina o visillo

combinables para regular las condiciones de iluminación, control térmico y seguridad.

Se ha realizado un gran esfuerzo para conseguir una perfecta modulación de la estructura y del cerramiento, configurado principalmente por elementos constructivos prefabricados (estructura metálica, paneles cerámicos, vidrio u-glass, tabiquería de cartón-yeso…)

El aspecto exterior que presenta la vivienda es consecuencia de la rigurosa modulación de los elementos industrializados que la configuran. Opacos, translúcidos, o literalmente abiertos a las vistas, se generan así grandes módulos que crean una envolvente mosaico de materiales, colores y texturas.

Año 2007

Categoría Vivienda

Publicado en “Antae Revista de Arquitectura”,”Architeria”, “Arquitectura y Diseño”, “Detail”, 2Diseño Interior”, “Domus”, “Formas”, “Hueco”, “Módulo”, “ON Diseño”, “RE”, “Revista NAN”, “Tectónica”

Premio Veteco-Aselave 2008 a la mejor integración de la energía en arquitectura, Mención de honor en los premios Franco Enrico Delmonte a la sostenibilidad 2008, Accesit en los premios Isover Energy Eficiency Awards 2009, Finalista de “Mi obra favorita” del Concurso Experiencia/Futuros 2009